La mente del animador infantil, al “desnudo”

Hoy hablaremos sobre el trabajo que realizamos en las animaciones en El Unicornio Animación Infantil, lo que hay detrás de cada animación, el trabajo de fondo. A simple vista parece sencillo, ¿verdad?, solo hay que mirar niños para que nos les pase nada durante un rato…

Y es que hay una minoría de un 2% que a veces no valora el trabajo de fondo: planificación para adaptarnos a las edades, el personalizar el evento a las necesidades del cliente, cargar el material, montarlo en base al espacio disponible minimizando el riesgo para los pequeños.

En algo más de un año que llevamos trabajando nos hemos encontrado con situaciones desagradables, hasta el punto que tener que detallar nuestros gastos porque alguna persona que no valora nuestro trabajo también ignora que este país tiene la tasa de autónomo mas elevada de Europa, que tenemos que pagar seguridad social de trabajadores, seguro de responsabilidad civil para que sus hijos estén protegidos, que el 21% del precio es IVA, y que somos profesoras tituladas y animadoras socioculturales.

Cuando después de todo esto, hay clientes que te regatean como si fuera un mercadillo árabe, garantizamos que cierta tristeza invade nuestra mente.

Pero al margen de esto e insistimos que es minoritario, y que el 98% de nuestras clientas valoran nuestra manera de trabajar y aprecian el valor extra que aportamos.
Nuestra mayor satisfacción en El Unicornio Animación Infantil es acabar el evento, ver la cara de los niños con una sonrisa de oreja a oreja, riendo, saltando, jugando y pidiendo que las animadoras infantiles del Unicornio se queden un poquito más…
Eso es lo bonito, el trabajo bien hecho, dejar a las familias contentas con nuestro servicio de animación infantil. Llegar a tu casa y sentir que tu jornada ha merecido la pena y que dedicarte a las animaciones es fantástico, si te gustan los niños tanto como a nosotras.

¿Y tú? ¿Valoras el trabajo de las animadoras infantiles?

logo_600