La experiencia de llevar nuestra animación infantil desde Badajoz hasta Tazenakht, Marruecos.

taller caretas

Decidí visitar territorio desconocido a través de la asociación “Amal Taznaqt” y adentrarme en Marruecos por primera vez, representando a “El Unicornio Animación Infantil”. La mayor parte de los comentarios sobre el lugar eran negativos, además de la presión que ejercen los medios de comunicación para venderlo como un sitio peligroso. Pero me quise plantear … ¿será verdad? Gracias a la creación de mi empresa “El Unicornio Animación Infantil” me lancé al vacío porque quería realizar actividades con niños en un ambiente diferente, como una experiencia formativa para el desarrollo de la empresa, reafirmando mis ideas de que los niños necesitan una infancia plena y feliz para desarrollarse de manera sana y justa, ¿por qué no regalar sonrisas a través de talleres de globoflexia, en un lugar donde un niño se moriría de ilusión solo por tener un simple globo?

Conocí a personas maravillosas y un lugar para recordar. Marruecos es un sitio precioso con mucho encanto pero a la vez duro, e inevitablemente me dejó el corazón partido. Las familias muy acogedoras, te ofrecen todo aunque no tengan nada, la base de su alimentación es té con mucho azúcar y pan, todo ello da que pensar cuando la felicidad la encuentras en una simple mirada, un gesto o un lápiz de color, y piensas “¿que estamos haciendo mal?”, ya que es un contraste altamente chocante.

 

Llegar a un lugar dónde te están esperando porque saben que vas a dedicarles tiempo, jugar con ellos, realizar actividades y a darles el cariño y comprensión que quizás les falte. Ellos lo agradecieron con gestos y ofreciéndote lo que tienen… me llevo tantos recuerdos buenos y tantas sensaciones únicas que no sabría por dónde empezar así que puntualizaré los momentos más importantes para mi, los que más me han marcado, dándome una perspectiva de la que he podido sacar muchísimas conclusiones que me ayudarán en el desarrollo de mi empresa “El Unicornio Animación Infantil” y me hacen ver la vida de otra manera.

diversion 1

Lo primero que todas las chicas no llevan velo, no son extremistas como nos lo quieren pintar, algunas lo llevan otras no y no pasa nada, cada una depende de la familia donde se crie (igual que en cualquier otro lugar del mundo). Llegamos a la casa donde conviví con 12 voluntarias a las que no conocía de nada y nos hemos cuidado como una gran familia. La bienvenida fue estupenda, la asociación está creada por una familia de allí que son encantadores, nosotros hablamos más con los hijos porque son los que saben español gracias a los voluntarios que pasan por allí.

Abrí la veda de extremeños, ¡y estoy muy orgullosa de haber sido la primera extremeña que pisa Taznaqt!

Las actividades que realizamos las proponemos entre todas yo por supuesto quise realizar taller de globoflexia que es en lo que estoy más especializada debido a la práctica, y lo que sabía que les iba a apasionar.

GIF MARIA

El día que hicimos la fiesta de despedida fue mi momento, todos en círculo alrededor de mi y yo en el centro haciendo flores, perritos, jirafas y espadas… que caras de felicidad al recibir su globo que sonrisa de oreja a oreja inundaban sus caras con una alegría que te hace pensar en lo bonito y gratificante que es, después de toda la paliza para organizar y realizar la actividad piensas “todo esfuerzo tiene su recompensa”. Lo disfrute como una niña más, estaba integrada como una más del equipo, tanto con pequeños cómo con adolescentes… lo más difícil es decir “hasta pronto” porque se te encoge el corazón pero sabes que volverás porque tienes que verlos crecer y cómo avanza cada proyecto.

todos juntos

Estar en las guarderías y realizar caretas con goma eva, celebrar el día de la salud repartiendo cepillos de dientes y jabones, rellenar fichas con bolitas de papel, jugar a fútbol y al ping pong … todo tenía su magia y te dabas cuenta de la falta que hace tener más personal porque son muchísimos niños, que nos repartimos entre animadores infantiles, educadores, enfermeros, médicos…

Una de las campañas que queremos llevar a cabo desde “El Unicornio Animación Infantil” para el año que viene es una recogida de zapatillas, ya que siempre van en chanclas o descalzos. Una de las cosas que me impactó mucho es ver cómo les emociona el fútbol a los niños, cómo juegan y cómo le dan al balón sin tener zapatillas. Después les miras los pies y da mucha pena ver como tienen las uñas pero ¿son felices? ¡claro que sí! Y muy agradecidos, por eso te dan más y más ganas de ayudar en lo que se pueda. Todos tenemos zapatillas que ya no queremos o que no están para salir a la calle pués ¿por qué no donarlas? Y así mil cosas, material escolar básico cómo tijeras y pegamento, ropa…

manaza pintada

Hay tanto que hacer y es un acto tan bonito que poco a poco, pasito a pasito se puede hacer un gran proyecto en común. ¿Piensas que los niños no son lo tuyo? ¡Vente! Seguro que cambias de opinión, todos somos útiles y ellos te lo van a agradecer igual con que les dediques tiempo es más que suficiente para ellos. Para el año que viene, me encargaré de que seamos muchos más los que vayamos a Tazenakht representando a “El Unicornio Animación Infantil” para colaborar una vez más con la asociación Amal Taznaqt.